0
0
0
s2smodern

Un estudio realizado por la gestora AXA Investment Managers a más de mil ahorradores en España refleja que, a medida que aumenta la educación financiera, los inversores parecen estar más dispuestos a situar su dinero en soluciones orientadas al largo plazo. ““Los datos reflejan que hay confianza, liquidez y voluntad de invertir, pero también que es necesario mejorar el conocimiento financiero de los españoles”, ha asegurado Beatriz Barros de Lis, directora general de AXA IM en nuestro país. De acuerdo a las conclusiones obtenidas por la gestora, la industria de gestión de activos tiene un gran recorrido a la hora de ofrecer soluciones, en donde “será clave confiar en el asesoramiento a la hora de invertir”.

 

Entre otros hitos, el documento señala que alrededor de 3 de cada 5 encuestados afirma que aumentará sus inversiones este año, mientras que sólo un 8% tiene previsto reducir su capital invertido. Por otra parte, más de la mitad de los ahorradores asegura tener confianza en sus finanzas y prácticamente el mismo porcentaje piensa que estará en una buena posición en los próximos tres años. Los jóvenes hasta 30 años son los que más seguros se muestran acerca de la mejora de las finanzas de cara al futuro, mientras que esta cifra se reduce a prácticamente uno de cada diez en el caso de los encuestados con más de 55 años. “Parece observarse un cambio de tendencia en España”, ha señalado Barros de Lis, “ya que el inversor español comienza a superar su aversión al riesgo, aunque aún quede recorrido”.

Prudencia con la edad

Entre las conclusiones que más llaman la atención destaca que, mientras la cuarta parte de los inversores hasta 39 años está dispuesto a asumir riesgos, este porcentaje se reduce prácticamente a la mitad (13%) para las personas con edades comprendidas entre 40 y 50 años. Algo “muy llamativo”, para Barros de Lis, ya que es justo a partir de esa franja de edad cuando los trabajadores “más necesitan sentar las bases de su seguridad financiera de cara a la jubilación aunque, por lo que vemos, estas personas suelen confiar únicamente en los rendimientos de la liquidez”.

Analizando los resultados según el volumen de renta de los inversores, parecen existir grandes diferencias en la asignación de activos, ya que las más elevadas destinan un 18% de sus inversiones a la renta variable y un 28% a inmobiliario, mientras que, en los segmentos con menos ingresos, la asignación a renta variable se reduce prácticamente a la mitad (10%) y destinan cinco puntos porcentuales menos a las inversiones en propiedades inmobiliarias. Además, menos de la cuarta parte de los encuestados (23%) reconoce tener productos de inversión, mientras que prácticamente ocho de cada diez inversores cuentan con reservas de liquidez  para hacer frente a imprevistos, lo que demuestra que los españoles siguen favoreciendo el ahorro en liquidez por encima de la inversión.

Fuente: https://elasesorfinanciero.com/la-educacion-financiera-mejora-el-ahorro-y-aumenta-la-inversion-en-el-largo-plazo/ 

0
0
0
s2smodern